¿POR QUÉ ESTE BLOG?

Este blog es un homenaje de agradecimiento a las personas que a lo largo de mi vida me han ayudado a entender y comprender el mundo de la Empresa y el de las Personas.

Quienes como yo vienen de orígenes humildes, y a los que la vida nos ha regalado poco, tenemos siempre muy presente aquellos, que en un momento determinado, supieron ir más allá de la cortesía y del comportamiento normal y nos dieron una oportunidad para progresar.

Recuerdo con cariño y agradecimiento a quienes han sido mis maestros en lo personal y en lo profesional. Y a aquellos que supieron comportarse siempre con dos criterios esenciales. Buenos y eficientes profesionales, y autenticas personas.

De todos ellos es obligada referencia a quienes me introdujeron en lo que hoy son mis conocimientos: Don Saturnino, mi maestro de la escuela que hizo posible mi sueño de estudiar más allá de la primaria,  José Mª Sayrol que me enseñó lo principal de la gestión de las personas e Itamar Rogoksky que me introdujo en la Consultoría.

Quiero que parte de lo que yo he aprendido, se quede en este blog.

Lo realizo con una serie de normas:

Realidad.– Todos los casos que en este sitio se citan han ocurrido y en la mayoría de ellos he sido testigo. Odio profundamente los casos con un determinado final para demostrar una teoría. Me parecen un burdo engaño.

Experiencia.– Los conocimientos y las vivencias acumulados a lo largo de más de 50 años de vida laboral, me permiten aportar un granito de arena para aquellos que empiezan en cualquiera de las profesiones dedicadas a la gestión de las personas.

He sido trabajador desde los 15 años. Sindicalista durante 12. Director de Personal  o de RR.HH. durante otros 12 y Consultor desde hace casi 16 años. He vivido las dos caras de una misma moneda y ello me ha ayudado a anteponer la eficiencia a la divergencia. El acuerdo por delante del conflicto. Y la realidad por delante de la fantasía.

Respeto.– Las teorías y las ideas son libres y cada uno de nosotros tenemos la propia. Intento mantener la distancia e intentar entender que dice y defiende cada una de las numerosas partes que intervienen en la economía de la Empresa.

Sentido Común.– Contra el exceso de normas y de regularizaciones que el mundo moderno usa para intentar regular todo el cambio y el crecimiento, creo firmemente en ese tesoro llamado sentido común, que nos aporta las soluciones en los conflictos mas agudos.

Apertura y Cambio.– No hubiéramos avanzado si hubiéramos hecho las cosas siempre de la misma manera. He visto gente avanzada a su tiempo y me gustaría ayudar a que otros sigan abriendo caminos. Por mi parte me comprometo con la evolución de la Consultoría hacia formas que la hagan más eficiente y honesta.

Espero que haya personas a las que este humilde blog les ayude en su camino.